El futuro del trabajo después del Covid-19 dependerá de la Nube

Share

Después de más de un año de pandemia las organizaciones que han podido continuar sus operaciones ahora tienen el reto de repensar el futuro del trabajo, y todo indica que estará basado en la computación en la nube.

El futuro del trabajo antes del Covid-19

Antes de la pandemia los pronósticos sobre el futuro del trabajo se enfocaban en la pérdida de empleos que provocarían la robotización y automatización. Oxford Economics dijo que del 2000 al 2016 alrededor de 1,7 millones de puestos de trabajo de fabricación ya se han perdido a causa de los robots desde 2000, incluidos 400.000 en Europa, 260.000 en Estados Unidos y 550.000 en China. Pero del lado positivo, si hubiera un aumento del 30% en las instalaciones de robots en todo el mundo, se crearían US$ 5 mil millones en el PIB global adicional.


Pérdida de empleos por el Covid-19

La Organización Internacional del Trabajo report que 114 millones de personas habían perdido sus empleos en el 2020, destacando que el 71% fue por inactividad, ya que no podían realizar sus labores, ya sea por los confinamientos, cierres o por las restricciones de la pandemia. Aunque muchos han vuelto a trabajar, no se espera que el empleo vuelva a los niveles pre pandemia.

De acuerdo a un informe del Observatorio Laboral Covid 19 del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), debido a la pandemia en República Dominicana solo considerando el empleo formal, se estiman pérdidas de alrededor de 25%, y si se consideran las pérdidas totales de empleos formales e informales, se estima una pérdida de 28 % de los empleos, equivalente a 1.3 millones de personas sin una fuente de ingreso laboral.


El futuro del trabajo después del Covid-19

Una investigación del McKinsey Global Institute sugiere que es posible que 17 millones de trabajadores necesiten cambiar de ocupación para 2030, no solo cambiando de empleador, sino también cambiando de ocupación por completo, lo que generalmente lleva más tiempo, causa más interrupciones y es más probable que requiera una nueva capacitación. En este tema de desarrollar nuevas capacidades es recomendable visitar la web Capacitate para el empleo de la Fundación Carlos Slim, que cuenta con cientos de cursos online gratuitos a los que se han inscrito miles de dominicanos.

Para bien o para mal, al verse obligadas las empresas al trabajo remoto se ha descubierto que la geografía ya no es una barrera para contratar empleados. Sara Sutton, CEO Flexjobs, lo resume con esta frase: “Contrata a la mejor persona para el trabajo, no a la mejor persona local”.  El lado positivo es que una persona puede desde su casa conseguir empleo y trabajar en cualquier parte del mundo, y lo negativo es que ya no solo competiremos por empleos con nuestros vecinos de ciudad o país, sino con trabajadores calificados de todo el mundo.

A corto plazo estas son algunas transformaciones que están sucediendo o sucederán el trabajo:

El trabajo en lo adelante será totalmente remoto para los casos de que el tipo de labores lo permita, pero vemos que la mayoría de la empresas van a preferir una modalidad híbrida: combinando días o períodos presenciales con remotos.  

Los equipos trabajarán en modo distribuido, con responsabilidades repartidas entre miembros ubicados en distintas localidades o países.

Con las tecnologías móviles y la conectividad a Internet el trabajo va a donde vive la gente, viaja con ella, sin respetar horarios ni límites del hogar. Contrario a lo que existía hasta ahora,  en donde el trabajador se traslada de su casa a su lugar de trabajo.

Las empresas disminuirán sus costo de oficinas, con el trabajo remoto ya no se necesitarán grandes espacios para alojar a los empleados. Muchas empresas optarán por la modalidad de coworking u oficinas compartidas.

Las herramientas de colaboración basadas en la nube como Zoom y Microsoft Teams, programas de manejo de proyectos y de ofimática, serán indispensables para el funcionamiento de los equipos de trabajo.

Los sistemas de las empresas deben estar alojados en la nube (cloud computing) y reforzados con sistemas de ciberseguridad para garantizar que el personal pueda acceder de forma segura, desde sus hogares, a los datos y aplicaciones que necesitaban para hacer su trabajo.

——————————–

Image by Gerd Altmann from Pixabay