Factores que afectan la conectividad a Internet en el hogar

Share

Cuando experimentamos lentitud en la conexión a Internet lo primero que pensamos es que nuestro proveedor de servicios está fallando, pero hay múltiples factores que inciden en la velocidad de conexión.

  1. La velocidad contratada: Debemos asegurarnos de que tenemos un plan de datos que pueda soportar los requerimientos de Internet de toda la familia. Nuevas tecnologías y aplicaciones de Internet surgen a cada momento y cada vez demandan más ancho de banda. Un hogar de la actualidad con 4 miembros de la familia haciendo uso simultáneo de Internet debería funcionar con velocidades de 20 Mbps a 25 Mbps para navegar en la Web, usar redes sociales y uso moderado de aplicaciones de video. Si a esto se le incluyen videojuegos online y streaming en video 4K, ya hay que pensar en velocidades superiores a 50 Mbs. La empresa Claro lanzó nuevos planes de Internet Fijo tomando en cuenta las necesidades actuales, donde ofrece mayor velocidad de subida de datos.
  • Cantidad de equipos conectados simultáneamente: hoy en día los hogares tienen varios dispositivos conectados, como teléfonos inteligentes, tablets, computadoras, cámaras de vigilancia, relojes y bocinas inteligentes, y electrodomésticos de todo tipo. Estos equipos están compitiendo constantemente por la conectividad a Internet, pues la necesitan para ejecutar sus funciones o para actualizar su software.
  • Capacidad de los equipos para manejar el tráfico de Internet:  Hay equipos que son más rápidos que otros, por su capacidad de procesamiento de datos y por la forma en que se conectan. Por ejemplo, la computadora tiene mayor velocidad cuando se conecta a Internet con el cable Ethernet que cuando se conecta vía WiFi. También tenemos la capacidad de los teléfonos inteligentes de conectarse a 3G o 4G, o que puedan soportar los estándares más recientes de WiFi, como el WiFi 5 y WiFi 6.  Igualmente es importante la capacidad de nuestro router de WiFi de aceptar bandas de frecuencia en los 2.4 Ghz y 5 Ghz para poder manejar varios canales y hacer más eficiente la conectividad simultánea de equipos a Internet.
  • Ruta entre nuestro dispositivo y el servidor:  la ruta que sigue desde que hacemos un click en nuestro dispositivo hasta que llega al servidor que nos dará la información, por ejemplo, cuando vemos una película en streaming, cuando vemos Youtube o usamos las redes sociales esa solicitud no va directamente al servidor de ellos, sino que viaja por múltiples redes y servidores, y algunos de ellos pudieran estar congestionados, y a nosotros nos parece que nuestro Internet es el que está lento. Eso a veces lo podemos comprobar cuando visitamos un sitio Web y carga rápidamente, pero luego vamos a otro sitio está lento.
  • Aplicaciones con alto consumo de Data:  Usamos aplicaciones que consumen mucha Data. Por ejemplo, todas las redes sociales y todos los servicios de streaming (Netflix, Spotify, Youtube), hacen un uso intensivo de ancho de banda y consumen la velocidad de nuestro Internet y nuestra Data. También están muy de moda los juegos online, que requieren mucha velocidad. Entonces tenemos que tener en cuenta de que tal vez no podemos usar todas estas aplicaciones al mismo tiempo, especialmente si estamos estudiando y trabajando, como es normal ahora usando videconferencias tipo Zoom o Microsoft Teams y otros tipos de aplicaciones que requieren mucho ancho de banda para el video.  

Algunos de estos puntos se solucionan contratado un mejor plan de Internet y mejorando los equipos, pero para los otros basta con hacer una planificación del uso de Internet por parte de la familia, poniendo horarios para las actividades que requieren mucho consumo de ancho de banda, configurando los equipos para que no consuman datos innecesariamente, asegurando que la señal de Wifi llegue con suficiente potencia a toda la casa, mediante el uso de equipos repetidores, y si es posible usar cableado de red, mucho mejor.

Photo by Raychel Espiritu on Unsplash