La invasión de los Drones

Share

Hace unos años cuando se hablaba de drone generalmente se refería a un aparato parecido a un avión, que era controlado a distancia y usado para fines militares, como vigilancia, reconocimiento y ataque. Sin embargo en el 2014 el drone ya es una palabra común para las masas, estos aparatos se usan para fines de entretenimiento y en otras funciones profesionales, además constantemente aparecen nuevos usos y nuevos proyectos basados en esta singular tecnología.

Un drone es un vehículo aéreo no tripulado, que puede ser controlado remotamente, incluso con un teléfono inteligente;  o volar de manera autónoma con planes de vuelo controlado por software, el cual trabaja en conjunto con el Sistema de Posicionamiento Global (GPS).  Algunos lo consideran como un robot volador.

Actualmente podemos señalar tres tipos de drones: 1.- Los que se usan para hobby, que se producen en masa y son de bajo costo, incluso los puede armar uno mismo comprando las piezas  y usando software de código abierto. 2.- Los de aplicaciones comerciales. 3.- Los de uso especializado, generalmente militar, de alto costo. Por el uso de los motores también podemos distinguir entre los drones de ala fija, parecidos a los aviones; y los que usan varios rotores, de éstos los más conocidos son los cuadricópteros. Los drones pequeños funcionan con baterías eléctricas recargables.

Los drones se usan en operaciones de búsqueda y rescate; vigilancia; monitoreo de tráfico; monitoreo del clima, mediciones; combate de incendios; y entre los usos más populares están la fotografía aérea y la filmación de eventos y películas desde el aire. Pero cada día aparecen nuevos usos, el año pasado la tienda online Amazon.com anunció que estaba probando el uso de drones para entregar paquetes.  También publicamos en esta columna sobre el trabajo de Paola Santana en el proyecto Matternet, que busca crear una red de drones para transportar paquetes en zonas remotas donde no hay carreteras. Incluso se han reportado uso de drones para entregar pizzas en Rusia y en la India. Pero no todos los usos son positivos, en Enero de este año se encontró un drone en la frontera de Estados Unidos y México que era usado para transportar drogas.

 Los drones en República Dominicana 

Nuestro país no escapa a la fiebre de los drones, y ya están volando por todas partes. José Gratereaux, quien tiene un grupo en Instagram llamado @BestAngleRD para compartir fotos y videos tomados con drones, nos comenta que el principal uso de los drones es para la fotografía y video, ya sea con fines comerciales o de hobby. Es casi obligatorio para cualquier fotógrafo profesional o empresa que filme eventos contar con uno o varios  drones para agregar tomas aéreas a su catálogo de servicios. Nos dice Gratereaux que el grupo más grande de entusiastas de drones en Instagram es @VolandoRD, que tiene unos 30 mil seguidores y han posteado unas 280 fotos de todo el país.  Otra cuenta a seguir en Instagram es @100Degreesp, que tiene fotos aéreas de varios eventos artísticos multitudinarios.

Para Gratereaux la empresa líder en fabricación de drones comerciales es  DJI (http://www.dji.com), con su línea de equipos Phantom. Los precios para drones que se usan con fines recreativos andan de US$ 400 a US$ 700 por los aparatos más sencillos, sin cámara; y entre US$ 700 a US$ 1,200 con cámara. Los drones de uso profesional cuestan por encima de los US$ 2,000, influye en el precio la calidad de la cámara, capacidad de carga y autonomía de vuelo, entre otras cosas. En la Web de DJI se puede consultar un mapa del mundo para saber dónde no se puede volar un drone, según las leyes internacionales y las regulaciones de cada país: http://www.dji.com/fly-safe/category-mc

 

Dato:

  • 127,000 drones se han vendido en eBay desde marzo 2014, según Forbes Media.

Notas:

  • Compras RD: Aplicación Móvil de la Dirección General de Contrataciones Públicas de la República Dominicana, para la consulta de los Procesos de Compra del Estado Dominicano. Se puede descargar en Google Play para móviles Android. Más información en: http://www.dgcp.gob.do
  • SWYP: SWYP es un dispositivo que funciona como una billetera electrónica, tiene las dimensiones y apariencia de una tarjeta de crédito de plástico. Lo interesante es que se le puede programar la información de 25 tarjetas diferentes (crédito, débito, lealtad, etc). Más información en: http://www.swypcard.com