Aplicaciones Móviles para Negocios

Share

 

Las empresas tienen necesidades específicas de operaciones, ventas y mercadeo para las cuales desarrollan procesos que pueden ser auxiliados o apoyados por tecnologías móviles. Pero al contrario de un usuario individual, no siempre puede ir a una tienda de aplicaciones y descargar algo genérico que sirva exactamente a sus propósitos, deben crear su propia aplicación móvil que cumpla los requerimientos propios de su negocio.  El objetivo de este artículo es dar a las empresas una visión amplia de las aplicaciones móviles y de cómo pueden ser herramientas para mejorar la productividad y el servicio al cliente.

 

Estado de las aplicaciones móviles en RD

Es importante resaltar que la mayoría de los usuarios de telefonía móvil en Rep. Dominicana aún utiliza lo que se denomina “feature phones”. Sin embargo, la penetración de los teléfonos inteligentes crece en forma vertiginosa, debido a la popularidad de los dispositivos con sistema operativo Android, los equipos de Apple, y en menor escala las plataformas de BlackBerry y Windows Phone.

Aunque los usuarios de teléfonos inteligentes consumen muchas de las aplicaciones móviles (apps) disponibles en sus respectivas plataformas, la presencia de apps netamente dominicanas es aún muy reducida. La escasez de programadores con los conocimientos necesarios para desarrollar apps móviles es sin dudas una de las principales causas de esta situación.

Además, observamos una gran carencia de aplicaciones para negocios, pues son pocas las apps internacionales o nacionales que ayuden a mejorar la productividad o la eficiencia de las empresas. Igualmente podemos decir lo mismo del sector gobierno, donde los ciudadanos podrían beneficiarse de apps de gobierno móvil y acceder a los servicios públicos en un país donde la telefonía celular ha alcanzado a casi toda la población.

Entre las principales empresas locales que le han dado importancia a tener una estrategia con apps podemos mencionar al Banco Popular Dominicano, ARS PALIC, ARS Humano, ARS Universal, y Páginas Amarillas. Como podemos notar, las empresas de servicios financieros y de salud han tomado la iniciativa de ofertar a sus clientes aplicaciones móviles y los resultados han sido exitosos.

 

¿Por qué mi empresa debe tener una app?

El mundo empresarial en relación con las aplicaciones móviles (apps) se encuentra en un período similar al que se vivió en los primeros años de Internet en la República Dominicana, donde pocos entendían por qué un negocio necesitaba tener una página Web y lo veían más como algo de moda que no era indispensable, no cómo una herramienta de valor. Actualmente nadie discute los beneficios de tener un sitio Web, como canal informativo, de mercado y ventas, de servicio al cliente, y otras muchas funcionalidades; quien no está en la Web, prácticamente no existe.  Y este precisamente es el punto, pronto llegará el momento en que la aplicación móvil será el canal más importante de la empresa. ¿Pero si ya tenemos una página Web, para qué necesitamos una aplicación móvil?

La combinación de equipos móviles siempre conectados y aplicaciones enfocadas a tareas específicas están transformando las empresas. Viéndolo a escala global, desde la aparición de la Banda Ancha para conectividad a Internet a finales de la década 1990, hemos pasado de la era de las computadoras personales a la era de las aplicaciones móviles. En los países desarrollados la adopción de teléfonos inteligentes anda por el 75%, y sólo en Europa la venta de aplicaciones generó 12 mil millones de euros en el 2013, según un reporte de Plum Consulting.

Las aplicaciones móviles impulsan innovaciones que satisfacen las necesidades de las empresas, creando un círculo virtuoso:

circulo-virtuoso

 

Una razón importante para tener una aplicación móvil en República Dominicana es que existe una masa crítica considerable de usuarios de teléfonos móviles, a Junio del 2014 se reportan 9.2 millones de líneas celulares, lo que representan una penetración del 98% en la población dominicana. La Oficina Nacional de Estadísticas en su encuesta ENHOGAR 2013 informó que el 88.4% de los hogares dominicanos posee teléfono móvil. No quiere decir que todos estos teléfonos celulares sean inteligentes y puedan correr aplicaciones móviles, pero la tendencia es que pronto lo serán.

 

Beneficios de tener una app

Una aplicación móvil puede impactar positivamente a una empresa de múltiples formas. Las aplicaciones descargables e integrables son la mejor manera de exponer y prestar servicios en las manos de los clientes y además facilita la diferenciación en un mundo dominados por los móviles. Otras razones de peso que podemos mencionar son:

  • Ahorro de costos: Para aquellas consultas repetitivas que hacen los clientes llamando a los Call centers o visitando locales físicos las apps pueden ser una solución efectiva.
  • Innovación: Para incrementar la percepción en la comunidad y los clientes de ser una empresa siempre a la vanguardia con productos y servicios novedosos.
  • Valor agregado: Al crearse un canal de comunicación directo, puede mejorar el servicio al cliente y por lo tanto ayuda a mantener la lealtad y a retener clientes, quienes se benefician de una mejorar experiencia, gracias al uso de las aplicaciones.
  • Distribución de servicios: Las apps también pueden ser un canal alternativo de ventas y distribución. Además permiten conexión a Redes Sociales y que los clientes compartan informaciones sobre productos y servicios.

Pero el principal beneficio es que su marca tendrá presencia en las pantallas de los teléfonos inteligentes, un espacio de valor incalculable ya que los usuarios prácticamente andan con el teléfono las 24 horas.

 

Tipos de apps para negocios

Aunque los negocios tengan un sitio web adaptado para que se pueda ver en equipos móviles, los usuarios de teléfonos inteligentes prefieren una app porque tienen una mejor experiencia de uso, ya que el diseño y las funcionalidades están desarrolladas específicamente para el tamaño de las pantallas y no necesitan leer un manual ni buscar mucho para hacer lo que requieren, pues son intuitivas. En este sentido, las empresas pueden desarrollar dos tipos de aplicaciones: internas y externas.

Las aplicaciones internas son para uso de los empleados y están dirigidas a productividad, eficiencia y ahorro de costos. Por ejemplo:

  • Conectadas a sistemas empresariales internos de inventario, financieros, bases de datos, CRM, ERP.
  • Recolección de datos de clientes, investigaciones de mercado, encuestas.
  • Monitoreo de sistemas de seguridad, de fuerza de ventas, de flotas de vehículos.
  • Ordenes de servicios, órdenes de compra, reportes.

Las aplicaciones externas son las más conocidas pues están orientadas a los clientes de la empresa. Por ejemplo:

  • Informaciones sobre la empresa, sus productos y servicios.
  • Directorio geolocalizado de puntos de venta.
  • Servicio al cliente, acceso a cuentas, solicitudes.
  • Consultas sobre estatus de órdenes.
  • Entretenimiento
  • Compras, catálogos.

Se pueden desarrollar tantas aplicaciones como requerimientos tenga la empresa, pero hay que tener bien en cuenta de que una app no es un réplica exacta de una página Web, no se puede pretender vaciar la misma cantidad de información y funcionalidades. La app debe ser lo más simple posible, y por lo menos hay que encontrar una función que sea la protagonista principal, y que provoque que el usuario la use una y otra vez porque le facilita la vida. El cliente no quiere una aplicación tipo “brochure” que solo tenga información sobre la empresa, para eso está la página web, lo que se busca es una herramienta útil y fácil de usar, que ahorre tiempo y sirva de contacto con los servicios de la empresa. Si esto no se logra, entonces se habrá gastado dinero en una app que se descarga y una vez y luego se borra por no aportar valor al usuario.

 

Principales plataformas móviles

Después que una empresa ha decidido que desarrollar una aplicación móvil por las razones expuestas anteriormente, una de las primeras preguntas es para cuáles plataformas móviles debemos lanzarla. Para tomar esta decisión, lo primero es conocer las estadísticas del mercado móvil en República Dominicana, según nuestras estimaciones hay más de dos millones son de teléfonos inteligentes, y de acuerdo a datos de Statcounter.com para septiembre 2014, las principales plataformas móviles se reparten el mercado de la forma siguiente: Android 61.68%; Apple 19.35%; BlackBerry 10.18%; Windows Phone 3.27%, y el restante 5.52% corresponde a otras plataformas menores.

Si queremos llegar al 100% del mercado, lo ideal es desarrollar apps para cada plataforma, pero por factores de costos y por público objetivo al que se quiere llegar cada empresa elegirá las plataformas que les sean más convenientes. En el caso de las aplicaciones internas, ya no importa cuál sea la plataforma dominante en el mercado, sino el tipo de teléfono móvil que se use dentro de la empresa.

 

Proceso para desarrollar una app

La mayoría de las empresas no cuentan con personal capacitado para el desarrollo de aplicaciones móviles y optan por contratar a un programador o empresa externa para el proyecto. Sin embargo, hay que considerar que siempre es necesario involucrar al departamento de tecnología de la empresa, pues para que la app se conecte a los sistemas internos es necesario que se hagan las adecuaciones requeridas.

Las etapas para desarrollar una aplicación móvil son similares a las de cualquier proyecto de software:

  1. Definir los requerimientos funcionales. Se especifica lo que hará la app.
  2. Diseño de la interfaz de usuario & usabilidad. Se diseña cada pantalla que verá el usuario y se crea el flujo para que el funcionamiento sea intuitivo.
  3. Desarrollo o programación. Se codifican las funciones en el lenguaje de cada plataforma móvil.
  4. Pruebas funcionales y corrección de errores.
  5. Publicación en tiendas de aplicaciones. Se debe crear una cuenta de proveedor en la tienda de aplicaciones de cada plataforma.
  6. Campaña de comunicación para incentivar las descargas. En el caso de apps dirigidas a clientes.

Cada proyecto es diferente, pero en promedio una aplicación móvil para negocios puede tomar unos dos meses de desarrollo.