Impacto de la tecnología en las relaciones sociales

Share

En la naturaleza y en la sociedad hay cosas que no son ni buenas ni malas, dependiendo de la situación algo puede afectarnos de manera positiva o negativa. Un ejemplo de esto es que el Sol quema con la misma luz con la que calienta. Por eso siempre hemos entendido que las tecnologías tanto pueden servir como instrumentos para mejorar la calidad de vida de los seres humanos, como para ser un elemento dañino. Sobre todos cuando hablamos de las tecnologías de información y comunicación (TIC), de las cuales Internet, los móviles y las redes sociales constituyen el universo donde habita la sociedad actual.

Las TIC son capaces de superar los obstáculos de tiempo y espacio. Sirven para comprender otras culturas, conocer a gente de todo el mundo, mantener y fortalecer las relaciones familiares, comunicarse efectivamente con los demás y ayudar a la gente a ser más sociable. En una sociedad donde la gente ha llegado a ser muy móvil y los amigos y la familia están a menudo separados geográficamente, es conveniente mantenerse en contacto a través de la tecnología.

Sin embargo, las TIC también pueden hacer que la gente se distraiga, que sufra de tensión excesiva, y que se aísle cada vez más. Muchas personas están involucradas en una gran cantidad de relaciones a través de la tecnología, pero a veces la cantidad de estas asociaciones deja a la gente sintiéndose cualitativamente vacía.

Ya se conocen muchos problemas asociados con las TIC. Por ejemplo, la adicción a Internet y la adicción a los móviles, que ya se conoce como “Nomofobia”. Algunos afirman que las redes sociales han contribuido a la infidelidad de parejas, que a menudo conduce al divorcio. Hay casos de personas que han sido despedidos de sus puestos de trabajo o que son amonestadas por utilizar estas redes en el trabajo, o porque algo se publica en un sitio que socavó la situación profesional de la persona.

El Psiquiatra Rafael Johnson, de la Fundación Fénix, se especializa en tratar casos de adicciones, incluyendo las de Internet. Dice que uno de los grandes problemas de la tecnología es la despersonalización. Para muchos de sus pacientes es más fácil escribirle a su pareja a través de un medio electrónico que decirle las cosas en persona. Y por lo común, estas conversaciones lo que tratan son los desacuerdos entre ellos. Johnson estima que en su consulta un 15% de los casos de parejas con problemas está relacionado con tecnología. Los conflictos más comunes se dan por las claves para acceder al email, redes sociales y por la revisión sin autorización de contenidos privados, ya sea en computadoras, móviles o sitios de Internet.

Por otra parte Arturo López Valerio, quien da conferencias sobre el impacto de las redes sociales en las relaciones de pareja, dice que un estudio realizado en España arrojó que el 43% de los  hombres prefieren navegar en internet que estar con su pareja. Hay actitudes que se demuestran en redes sociales, como llevar una vida paralela, tener relaciones fantasmas y exhibicionismo exagerado que resultan en un deterioro de la relación de pareja.

Otro problema muy común en redes sociales es el narcisismo (Interés excesivo en la apariencia y en uno mismo).  A menudo las personas utilizan estos sitios para mostrar su popularidad en el mundo en lugar de utilizarlos como un vehículo para desarrollar relaciones significativas. Con razón “selfie”, las fotos que se toma uno mismo con el móvil para subirlas a las redes sociales, fue elegida como palabra del año 2013 por el diccionario Oxford.

Es evidente que las TIC tienen el potencial de dañar o mejorar sus habilidades sociales y la vida social. La clave es analizar cómo la tecnología está afectando socialmente. ¿Estas tecnologías ayudan a construir relaciones positivas y significativas, o dificultan este proceso? ¿Eres más capaz de comunicarte, escuchar y compartir? ¿Utilizas tecnologías para mejorar tus relaciones y construir otras nuevas? ¿Estás dejando a unas pocas personas la elección de saber quién eres y lo que contribuyes a este mundo, o estás simplemente distrayéndote con actividades superficiales? ¿Aumenta o disminuye la tecnología tu preocupación, tu compasión por los demás, y tu deseo de servirles a ellos? Estas son preguntas críticas relacionadas con la tecnología y el desarrollo social que debemos respondernos.

 

Dato:

  • 5% de la población dominicana de 12 años y más de edad que usa Internet son mujeres. Fuente: ENHOGAR-2012

Notas:

  • Mimo Baby Monitor: Es un pijama inteligente para bebés que puede monitorizar la respiración, temperatura, posición y nivel de actividad del infante. Estos datos se envían a una app móvil. Aún no está en el mercado, pero costará 199 dólares. Más información en: http://mimobaby.com/mimo/
  • une: Un brazalete con sensores de radiación solar para que sus usuarios se protejan del sol, según su tipo de piel. La información se envía a una app de iOS. El diseño es de Louis Vuitton. Costará 99 dólares. Más información en: http://www.netatmo.com/es-ES/producto/june