Zuleyka la boricua desnuda

Share
El impacto de la historia de Zuleyka, la boricua desnuda de Internet, esta registrado en los grupos de noticias de Puerto Rico y República Dominicana. Este post está dedicado a mis amigos Miguel y Tomás, fervientes admiradores de Zuleyka y que siempre la conservan en sus memorias. Menores favor no continuar la lectura.

Este caso fue uno de los primeros “hoax” del Internet Dominicano, como las famosas cadenas de emails que cuentan falsas historias, pero que aparentan ser verdaderas y muchísima gente se las cree.

La historia se origina a principios del 1996 en Puerto Rico, y más o menos era que un supuesto despechado, en venganza porque su novia Zuleyka lo traicionó, había publicado una foto de ella desnuda en Internet.

La “noticia” acaparó la atención de los medios de comunicación y el morbo de los puertorriqueños. Hasta la Cadena Univisión difundió como cierto “este impactante suceso”.

Alguien puso la nota en el newsgroup soc.culture.puerto-rico y por ahí se difundió hasta llegar a soc.culture.dominican-rep, el newsgroup de los dominicanos. Los newsgroups son aplicaciones de los tiempos en que Internet era sólo texto, eran especies de foros divididos por temas y por países, fueron los precursores de las redes sociales actuales. Todavía se pueden consultar a través de Google Groups, pues Google compró los archivos que se conservaban desde sus inicios.

En Puerto Rico esta noticia de Zuleyka provocó que mucha gente se interesara en comprar computadoras y tener cuentas de Internet, para ver por sí mismos la famosa foto.

La dirección en donde estaba la foto ya no existe, pero estuvo disponible or bastante tiempo: http://yoda.fdt.net/~thumper/xxx2.jpg

En Dominicana Zuleyka tuvo hasta más impacto que en Puerto Rico, y la gente se volvió loca tratando de ver la foto de Zuleyka. Hubo gente que nunca había oído que era Internet ni usaban computadoras hasta que supieron que necesitaban conectarse para ver la foto. Podemos decir, aunque no sea del agrado de muchos, que este hecho marca un hito en la promoción de Internet en República Dominicana.

Para Febrero del 1996 ya la farsa había sido descubierta, la tal Zuleyka no era boricua y la foto pertenecía en realidad a un sitio porno de Estados Unidos. Pero como siempre, mucha gente no se enteró de eso y la historia seguía circulando por Internet.

Hasta el día de hoy Tomás y Miguel me comentan de vez en cuando “te acuerdas de la foto de Zuleyka, por esa razón fue que empecé a navegar en Internet y creo que muchos dominicanos también”.

Ahí les dejo la famosa foto:


4 thoughts on “Zuleyka la boricua desnuda

  • June 18, 2009 at 10:37 pm
    Permalink

    DIOSSSSSSSSSSSSSSSSSS

    Mite Nishio, en estos momentos estoy escribiendo desde mi camilla. La eficiente gente de Movimed vino a buscarme y me ha salvado la vida, luego de la EMBOLIA que me provocó la nostalgia al leer este post, y más aún al volver a ver a la siempre vilipendiada y malquerida Zuleika, y que aunque cruelmente hayan puesto un letrero de "censored" mi apaleada memoria aún es capaz de hacer el necesario "photoshopeo" para remover la intrusa obstrucción y recordar, vivamente, los detalles de lo que está oculto.

    Oh, Mite Nishio! Qué ataque de nostalgia! No tengo reparos en confesar (aunque me haga reo de cualquier tipo de reprimenda) que Zuleika.bmp vivió muchos meses en diversos diskettes, y que fue objeto de culto entre los BBSianos, al punto que me atrevo a asegurar que todos los masculinos llegamos a tenerla.

    Ahhhhh, sin duda alguna, Zuleika es la primera Embajadora del BMP, y una de las primeras imágenes en ser convertida a JPG para facilitar su trasiego por todos los rincones digitales del país.

    La fábula de que era boricua nunca ha de menoscabar la realidad de que fue impactante para toda una cybergeneración.

    Loor a Zuleika.BMP, donde quiera que se encuentre!!!

  • June 19, 2009 at 12:06 am
    Permalink

    Lo que me parte el alma es que todos estos anos siempre pense que era cierta la historia de que habia sido en contra de su voluntad. Esta foto trae tantos recuerdos dulces y amargos.

Leave a Reply