Piratas informáticos y ciberguerra

Share

Los ataques através de Internet a páginas webs y a servidores de sitios gubernamentales y comerciales parecen no tener fin, con frecuencia aparecen en las noticias casos de piratas infromáticos que han logrado penetrar a sistemas informáticos restringidos o que han impedido su funcionamiento, en el caso más leve, han cambiado la página web por otra con mensajes que dan prueba de su ataque.

Indudablemente que en todas estas noticias se califican como “hackers” a las personas responsables de estos ataques, término que no siempre se ajusta a la realidad, pues hay un diversa clasificación de piratas informáticos y los “hackers” son sólo una de las subculturas junto a los “crackers” y “phreakers”.

Tipos de piratas informáticos

Hacker: Originalmente el término hacker se asocia a una persona entusiasta en alguna disciplina pero se ha vuelto término casi exclusivo del mundo computacional. El hacker es un individuo que ansía conocimientos, disfruta explorando los detalles de un sistema operativo o un lenguaje de programación, programa constantemente (incluso obsesivamente), disfruta más programando que solo haciendo teorías sobre programación y disfruta del reto intelectual de vencer limitaciones buscando constantemente aumentar sus capacidades. En sus exploraciones el hacker busca malas configuraciones, errores y agujeros en los sistemas operativos que les permitan entrar en la máquina. Una vez dentro del sistema el reto ha sido superado y es necesaria la busqueda de nuevas metas

Cracker: Éstas son personas que se divierten ingresando ilegalmente en computadoras ajenas y en sistemas informáticos de instituciones con el objetivo de destruirlos. Se puede decir que tienen las mismas habilidades de los hackers pero su obejtivo es distinto, pues más que aprender como funciona un sistema lo que les interesa es romperlo.

Phreaker: Son los piratas telefónicos, se dedican a conocer todos los trucos para acceder ilegalmente a un sistema de telefonía, hacer fraudes para llamar gratis, robar señales de celualres para activarlo con otro equipo, etc.

La guerra cibernética

Los piratas informáticos han pasado a formar parte de las filas de los ejércitos, son los nuevos soldados para luchar en la guerra por Internet. Los gobiernos actuales deben tener un grupo de expertos informáticos capaces de defender sus sistemas de ataques y sabotajes a través de la Red, así como de incursionar en los sistemas enemigos. Parece algo futurista, pero es una realidad en países como Estados Unidos, Israel y China.

Por qué surgen las ciberguerras?

Los países industrializados dependen de los sistemas informáticos para su funcionamiento, esto los hace ser también más vulnerables a ataques informáticos, no sólo en el ámbito militar, sino también en el civil. Prácticamente todos los aspectos de la vida cotidiana en los países más desarrollados tienen la intervención de sistemas informáticos, manejo de cuentas bancarias, líneas telefónicas, las redes de distribución de electricidad, el recorrido de trenes y metros, el tráfico aéreo, la contabilidad de las empresas, el fisco, la seguridad social, la Bolsa de Valores, los hospitales, la policía, las centrales atómicas, los hangares de misiles nucleares, así como un gran número de factorías, servicios, dispositivos de seguridad, máquinas automáticas y sistemas de todo tipo. Innumerables tareas específicas dependen del trabajo de las computadoras, desde análisis médicos al cálculo de intereses de créditos hasta cosas inimaginables. Pocas son las actividades donde directa o indirecamente no participe la informática.

Ante esta situación, resulta evidente que atacar a los sistemas informáticos tiene una importancia estratégica cada vez mayor. Pero se pueden atacar estos sistemas sin necesidad de bombas o una invasión de soldados que implique la muerte de miles de personas y daños a la infraestructura física , incluso el ataque puede ser secreto y sin que se entere el mundo. Todo esto es posible con la guerra electrónica. Además las armas informáticas están al alcance de los pequeños países que no pueden costear o adquirir los armamentos tradicionales.

La guerra a través de las redes puede darse entre naciones (Israel contra Palestina), o entre gobiernos y actores no gubernamentales. Puede ser dirigida contra la política específica de un gobierno por un movimiento religioso o por un movimiento insurgente (Los Zapatistas contra el gobierno de México). Los actores no gubernamentales pueden estar asociados con otra nación, o estar organizados en coaliciones, o en una vasta red transnacional que comparta principios religiosos, posiciones políticas o la defensa de derechos humanos (Los disidentes contra China comunista).

De manera creciente, algunos movimientos tienden a organizarse en redes y coaliciones a través de las fronteras, identificándose más con la sociedad civil que con sus Estados nacionales. Estos movimientos utilizan tecnologías de comunicación e información avanzadas para la expansión y el fortalecimiento de sus actividades.

La comunicación electrónica puede ser la siguiente gran frontera de los conflictos ideológicos y la guerra en la red será su principal característica. En el futuro, la ciberguerra constituirá una innovación mayor del arte de la guerra.

Principales acciones en una ciberguerra

Además de desfigurar o inhabilitar una página web, que es el caso más benigno de ataques por Internet, existen otras acciones más complejas y sensitivas que pueden afectar notablemente el funcionamiento de una nación:

• Corte del suministro eléctrico.

• Colapso total de las redes telefónicas.

• Ataques específicos contra los sistemas de comunicaciones militares.

• Caos financiero: ataques a todos los bancos, a las bolsas, a las cámaras de comercio, paralizando cualquier gestión, y borrando o alterando los datos de todas las cuentas corrientes y otros registros de información.

• Intervención del control del tráfico aéreo y ferroviario, provocando colisiones de aviones y trenes, y dejando inoperativas estas redes de transporte.

• Lanzamiento de bombas electromagnéticas para neutralizar todos los equipos electrónicos militares no protegidos y silenciar a las principales emisoras de radio y televisión.

• Ataques informáticos de todo tipo protagonizados por virus programados para actuar ese día.

• Alteración o destrucción de grandes bases de datos estatales, vitales para el funcionamiento del país, como las de los cuerpos de policía, el Tesoro Público, Sanidad, la Seguridad Social, y el resto de administraciones públicas en general.

• Sabotajes locales en la capital y otras ciudades logísticamente importantes alterando el funcionamiento de semáforos para causar choques en cadena que colapsen durante horas las principales carreteras.

• Otros sabotajes, como por ejemplo los dirigidos a las empresas más importantes, y a organismos oficiales locales.

Ciberguerras recientes

En años anteriores se conocieron las guerras cibernéticas de kosovares vs. yugoslavos, yugoslavos vs. la OTAN, y de los zapatistas contra el Gobierno de México. Actualmente hay otras guerras cibernéticas suciediendo a través de Internet.

Hackers chinos Vs. Hackers norteamericanos: Los hackers chinos atacaron entre el 1 y el 9 de mayo más de mil websites del Gobierno, empresas, universidades e instituciones estadounidenses para vengarse de la muerte de uno de sus pilotos de guerra más conocidos que falleció durante el incidente del primero de Abril, con un avión espía del Pentágono que sobrevolaba las aguas del Mar de la China. Aunque el FBI conocía estos planes y había lanzado una alerta, no pudo proteger al web de la Casa Blanca de una “denegación de servicio” realizada con éxito durante varias horas por los hackers chinos. Esta campaña de ataques fueron respondidas con igual intensidad por los piratas norteamericanos que atacaron más de 1,100 portales de Pekín, instituciones científicas, militares y del gobierno.

El pasado 9 de mayo los hackers chinos proclamaron el alto al fuego en la guerra cibernética que mantienen desde el pasado primero de mayo contra sus adversarios americanos, a la vez que invitan a los sitios chinos a mejorar su seguridad. A través de un comunicado difundido en la Red, el web Chinabyte.com ha reconocido los ataques americanos que se han producido en respuesta a la guerra cibernética declarada por los piratas chinos.

Israel Vs. Palestina: Desde septiembre del año pasado israelíes y palestinos mantienen un enfrentamiento constante
en las ciudades donde conviven, pero además hay una guerra virtual entre los hackers de ambos bandos, donde ya han sido afectados webs importantes, uno de ellos el del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel. Cada vez que muere alguien de uno de los bandos arrecia la guerra cibernética, que también se manifiesta en la propaganda que circula por la Red a favor de uno u otro lado. Una de las últimas armas ha sido lanzada por los palestinos, que ahora cuentan con un nuevo sistema de propaganda: Un virus llamado Injustice. Este virus ha sido enviado a diversas empresas, organizaciones y agencias gubernamentales del enemigo Israel. Al menos 25 empresas y 18 agencias han sido afectadas por el arma secreta, arma que, por otro lado, es totalmente inofensiva para los archivos del computador infectado; pero el masivo envío de mails que ejecuta el virus puede acabar bloqueando la red de una empresa. La velocidad de infección ha sido calificada de media por las compañías antivirus, y aunque esta no es la primera vez que un virus se utiliza con fines políticos, Injustice representa un paso más en la guerra cibernética que refleja la tensión entre palestinos e israelíes desde principios del levantamiento del verano pasado. Hasta ahora, la única víctima real de esta singular guerra online fue Ofir Rahum, israelí de 16 años, que murió en Jerusalén tras concertar una cita con una chica palestina a través de un chat.

Leave a Reply