Los Hackers

Share

Originalmente el término hacker se asocia a una persona entusiasta en alguna disciplina pero se ha vuelto término casi exclusivo del mundo computacional. Son famosas las historias de individuos que logra introducirse en redes de computadoras superprotegidas como las del Pentágono estadounidense, donde han llegado incluso a obtener secretos militares. Veamos que se esconde detrás de estas historias.

Qué es un Hacker?

Erroneamente se llama hacker a todos los tipos de piratas informáticos, pero para el verdadero hacker esto es altamente ofensivo. El hacker es un individuo que ansía conocimientos, disfruta explorando los detalles de un sistema operativo o un lenguaje de programación, programa constantemente (incluso obsesivamente), disfruta más programando que solo haciendo teorías sobre programación y disfruta del reto intelectual de vencer limitaciones buscando constantemente aumentar sus capacidades.

En sus exploraciones el hacker busca malas configuraciones, errores y agujeros en los sistemas operativos que les permitan entrar en la máquina. Una vez dentro del sistema el reto ha sido superado y es necesaria la busqueda de nuevas metas. El hacker tiene un constante anhelo y sed de conocimientos que le permitan
aumentar sus retos y metas. Entrar en un sistema es emocionante para un hacker: es un reto donde se arriesga.

Por lo general conocen varios lenguajes de programación, trabajan intensamente en el entorno UNIX, tienen un firme conocimiento sobre el protocolo TCP/IP y su implementación.

Es mejor ser descrito como un hacker por otras personas que por uno mismo, hay cierta satisfacción del ego al ser identificado como tal, pero si alguien se autocalifica como hacker puede ser despreciado por los demás y se gana la etiqueta de bogus (falso). Los hacker se consideran así mismos una élite, aunque cualquier nuevo miembro es bienvenido.

Existe otro grupo de personas que se autodenominan hackers, pero no lo son. Éstas son personas que se divierten ingresando ilegalmente en computadoras y estafando al sistema de telefonía. Los hackers de verdad tienen un nombre para esas personas: “crackers” y “phreakers”, y no quieren saber nada con ellos. Desafortunadamente, muchos periodistas y editores utilizan erróneamente la palabra hacker para describir a los crackers y demás piratas infromáticos; esto es causa de enorme irritación para los verdaderos hackers. La diferencia básica es esta: los hackers construyen cosas, los crackers las rompen.

* SUS PRINCIPIOS

Es contra la ética del hacker alterar cualquier información y no tienen la necesidad de destruirla como los crackers. Ellos están allí para explorar el sistema y aprender más. Los hackers poseen su propio código ético que tiene seis puntos fundamentales:

1. El acceso a los computadores y a cualquier cosas que te pueda enseñar cómo funciona el mundo debería ser ilimitado y total. Siempre deberías poder ponerle las manos encima.

2. Toda la información debería ser gratuita. Si no tienes el acceso a la información necesaria para arreglar las cosas, ¿cómo vas a a arreglarlas? Además, un intercambio libre de información permite una mayor creatividad en general y evitar tener que reinventar a rueda una y otra vez.

3. Desconfía de la autoridad. Promueve la descentralización. Lo mejor para favorecer el intercambio de información es un sistema abierto sin fronteras entre un “hacker” y la información que necesita.

4. Los “hackers” deberían ser juzgados por sus “hacks”, no por criterios extraños como calificaciones académicas, edad, raza o posición.

5. Se puede crear arte y belleza en un computador, aunque aparte de la belleza en su sentido tradicional, los “hackers” creen que el código de un programa tiene una belleza propia, sobre todo cuando está escrito con maestría.

6. Los computadores pueden mejorar tu vida. Si sabes cómo pedírselo, un computador hace lo que tú le pidas, y eso para los “hackers” representa la posibilidad de que cada usuario tenga a su disposición una herramienta poderosísima con la que puede hacer cualquier cosa que desee.

* Cómo se forman los hackers?

Lo primero es el deseo de llegar a ser un hacker, pero el proceso no es facil, básicamente hay que pasar por dos estados antes de llegar a la meta.

1. Wannabee (Querer ser). Es el término asignado para la persona que desea ser hacker. Se usa cuando una persona esta entrando en un ‘larvar stage’; los wannabees pueden ser seres sumamente preguntones y fastidiosos, pero la mayoria de los hackers recuerdan haberlo sido tambien cuando se iniciaron.

2. Larvar Stage (Etapa de Larva). Es un período obsesivo compulsivo donde lo único que se piensa y se hace es programar y por la cual, aparentemente, pasan todos los hackers. Los síntomas comunes son sesiones de 36 horas contínuas, el descuido de todas las otras actividades básicas incluyendo el alimentarse, dormir y la higiene personal y casos crónicos de problemas de vista. Este período puede tener una duración de entre 6 meses y 2 años, siendo la media de 18 meses. Algunos no logran regresar a una vida normal pero el trauma parece ser necesario para lograr el objetivo de ser un guru de la programación, más que solo programadores competentes. Un nuevo estado larval pero menos traumático y largo (aproximadamente 1 mes) puede suceder cuando se desea aprender un nuevo sistema operativo o lenguaje de programación.

Pero en este submundo existe de todo y para todos los gustos, y lamentablemente se llega a caer en las generalizaciones agrupando con el término hacker a cualquier persona que haga trampa o viole un sistema, ya sea una red de computadoras o una red telefónica, pero existen marcadas diferencias entre los
hackers y las otras categorias existentes como los crackers y phreakers, pero esto lo veremos en otra ocasión.

* Cinco pasos para ser reconocido como hacker:

1. Escribir software para uso libre (gratis).

Lo primero (lo más central y más tradicional) es escribir programas que los otros hackers opinen son divertidos o útiles, y donar los fuentes del programa a la cultura hacker para que sean utilizados. Los más reverenciados semidioses del “hackerismo” son las personas que han escrito programas de gran magnitud, con grandes capacidades que satisfacen necesidades de largo alcance, y los donan, de tal manera que cualquiera pueda utilizarlos.

2. Ayudar a probar y depurar software gratis.

También son reconocidas aquellas personas que depuran los errores del software libre. En este mundo imperfecto, inevitablemente pasaremos la mayoría de nuestro tiempo de desarrollo en la fase de depuración. Éste es el motivo por el cual los desarrolladores de software libre piensan que un buen probador-beta (uno que sabe como describir claramente los síntomas, que puede localizar correctamente los problemas, que tolera los errores en una entrega apurada, y que está dispuesto a aplicar unas cuantas rutinas sencillas de diagnóstico) vale su peso en rubíes. Aún contando con un solo probador de éstos puede hacerse que el proceso de depuración pase de ser una prolongada pesadilla, a ser sólo una saludable molestia. Hay una progresión natural desde ayudar a probar programas, luego ayudar a depurarlos, y más adelante ayudar a modificarlos.

3. Publicar información útil.

Otra cosa que pueden hacer es recolectar y filtrar información útil e interesante y construir páginas Web, o documentos como PF (Preguntas Frecuentes, FAQ en inglés), y ponerlos a disposición de los demás. La gente que mantiene las PF (FAQ) técnicas más importantes gozan de casi tanto respeto como los autores
de software libre.

4. Ayudar a mantener en funcionamiento la infraestructura.

La cultura hacker y el desarrollo técnico de Internet funcionan gracias al trabajo voluntario. Existe una gran cantidad de trabajo necesario pero sin glamour que debe hacerse para que esto siga marchando — administrar listas de correo, moderar foros de discusión, mantener sitios donde se archivan grandes cantidades de software, desarrollar estándares técnicos. La gente que desarrolla estas actividades goza de mucho respeto, porque todos saben que esos trabajos son grandes consumidores de tiempo y no tan divertidos como meterse con el código. Los que lo llevan adelante demuestran su dedicación.

5. Hacer algo por la cultura hacker en sí misma.

Finalmente, un hacker puede servir y propagar la cultura hacker en sí misma (por ejemplo, escribiendo un texto acerca de como transformarse en hacker). Esto no es algo en lo cual estará en posición de hacer hasta que sea conocido en el ambiente por las primeras cuatro cosas. La cultura hacker no tiene líderes, exactamente, pero tiene héroes culturales, historiadores tribales, y
voceros. Cuando un hacker ha estado en las trincheras tiempo suficiente, podrá crecer y transformarse en uno de ellos. Pero hay que tener cuidado: los hackers desconfían del ego ruidoso en sus jefes tribales, así que la búsqueda visible de esa clase de fama es peligrosa. En lugar de esforzarse por ella, un hacker debe colocarse en una posición tal que ella caiga él, y luego debe comportarse de manera modesta y con gracia con su estatus.

Leave a Reply