Licencia para difundir música por Internet

Share

La música digital ha sido motivo de varias batallas legales, principalmente en Estados Unidos, donde los sellos disqueros intentan por todos los medios detener el intercambio a través de Internet de canciones MP3, el más popular de los formatos de música digital.

Como Estados Unidos es el país donde surgió Internet y ha alcanzado mayor desarrollo, generalmente lo que sucede allí con relación a la Red afecta a todos los demás países, esto lo traemos a colación porque en el pasado mes de Febrero una corte estadounidense dictaminó a favor de los representantes de la industria musical y ordenó a la empresa Napster, un servicio de intercambio de canciones gratis por Internet, no distribuir material musical perteneciente a los sellos disqueros. Sin dudas la decisión de esta corte será tomada como referencia para todas las disputas legales relacionadas con la distribución de música por Internet sin el pago de derechos de autor.

Todavía no existe un mecanismo infalible para proteger los derechos de autor del material musical que se distribuya por Internet, pero varios organismos están buscando soluciones, por ejemplo hay iniciativas para encriptar la música e impedir que se copie más de una vez, pero también hay métodos más tradicionales que están incursionando en la Red. Este es el caso de BMI, una organización de difusión pública musical que ha funcionado por años otorgando licencias de difusión musical en el mundo real y ahora intenta otorgar licencias para la difusión por Internet.

¿Que es un derecho de difusión?

Es un derecho de licencia que las leyes de derechos de autor otorgan a los dueños de obras musicales para la divulgación de estas obras en lugares públicos como, por ejemplo, estaciones de televisión o radio, hoteles, discotecas y demás establecimientos donde se divulga música con fines de lucro o para incrementar las ganancias.

¿Cuál es la función de BMI?

BMI se fundó hace unos 60 años con la idea de que todos los autores de cacniones, compositores y sellos disqueros tienen el derecho de recibir pagos por el uso que su propiedad intelectual, sin importar cómo esa propiedad es utilizada. Existen miles de cientos establecimientos donde se difunde música en público. Sería prácticamente imposible que una persona pueda por sí sola controlar a estos usuarios de música. Por eso BMI adquiere los derechos de los autores de canciones y editores, y a su vez otorga licencias de su repertorio total a los usuarios de música. BMI cobra derechos de licencia de cada usuario y distribuye todo el dinero recolectado entre sus autores y editores, con la excepción de lo que necesita para cubrir sus gastos de gestión. Ahora planean hacer lo mismo en el nuevo milenio, para asegurar que con las tecnologías emergentes se sigan pagando los derechos de autor.

Licencia para Internet

BMI ha estado trabajando en la creación de un sistema internacional de licencias para las compañías de música por Internet. A través de su website, BMI.com, se puede adquirir instantánemente y con facilidad una licencia para difundir legalmente por Internet cualquiera de las 4.5 millones de composiciones registradas por sus 250,000 compositores. Algunas de las websites que usan esta licencia son EMusic.com, MP3.com, LicenseMusic.com, Yahoo Broadcast, Intertainer.com, NetRadio.com, Akoo.com, GetMusic.com, Digital Club Network y DiscoverMusic.com.

El 14 de marzo BMI firmó contratos con 15 organizaciones internacionales que permitirán que las compañías de música por Internet obtengan los derechos a la música en países como Australia, Japón, España e Italia. Este contrato, que será retroactivo a enero de 2001, eleva a 20 el número total de países involucrados en los contratos de licencia. “Este convenio es el primer paso hacia la consecución de sinergia global en el área de las licencias digitales”, dijo Frances W. Preston, presidenta de BMI, en una declaración escrita. “Esta es una iniciativa conjunta y audaz que da una solución a las necesidades de nuevos modelos de licencia, para los nuevos medios de comunicación, como también contribuye a crear un mercado para nuestros compositores de música y letra en el mundo”.
Previamente BMI acuerdos internacionales bilaterales de derechos de Internet con 4 organizaciones líderes de derechos musicales: BUMA (Holanda), GEMA (Alemania), PRS (Reino Unido) y SACEM (Francia). Estos acuerdos cubren 19 países y representan la mayoría del repertorio mundial.

La creación de acuerdos que rijan a través de fronteras internacionales no es fácil. Sin embargo, definir los convenios de licencia que un negocio necesita para lanzar una compañía de música digital en forma legal es una tarea titánica. Solamente la definición de los acuerdos de licencia en los Estados Unidos es tarea difícil. Universal Music Group, que ha formado parte de dos demandas legales de importancia referentes al licenciamiento de contenidos musicales por Internet, a su vez es demandada por las casas editoras musicales por lanzar su propio servicio musical sin obtener las licencias requeridas.

Más información en: www.bmi.com

Leave a Reply